7.3.5.3.4. procmail (MDA)

procmail es un MDA tradicional en los sistemas UNIX. Lleva muchos años sin mantenerse (desde 2001) y tiene algunos bugs conocidos. Hay otros agentes más modernos como maildrop o software basado en el lenguaje sieve (RFC 5228). No obstante, se explicará bajo el epígrafe, porque apenas tiene dependencias y tradicionalmente se incluía en la instalación básica1

7.3.5.3.4.1. Preliminares

El MDA es necesario bien cuándo descargamos mensajes de un servidor remoto haciendo uso de un MRA, bien cuando nuestro MTA recibe o genera un mensaje y su destinatario es local. Por ello puede invocarlo:

  1. El MRA (fetchmail en nuestro caso) directamente.

  2. El MTA explícitamente.

  3. Complementariamente, el MDA interno del MTA, si quiere hacer algo más que dejar mensajes en un buzón.

En los primeros casos, la invocación es debida a que así se indica en los ficheros de configuración2, mientras la última a que cada usuario en particular haya creado un fichero ~/.forward que contenga la siguiente línea:

"|IFS=' ' && exec /usr/bin/procmail || exit 75"

7.3.5.3.4.2. Configuración

Se realiza dentro del fichero .procmailrc que tiene esta estructura:

# Definición de variables
DEFAULT=$HOME/Maildir/
MAILDIR=$DEFAULT
SHELL=/bin/sh
RCD=$HOME/.procmail/rc.d
LOGFILE=$HOME/.procmail/log

# Configuración modular
INCLUDERC=$RCD/spam.rc
INCLUDERC=$RCD/listas.rc

# Todo mensaje que llegue al final
# de la configuración se entregará en $DEFAULT.

Nota

Si nuestra configuración fuera muy pequeña, podríamos prescindir de la modularidad y haber escrito los bloques de filtro (recetas con la terminología de procmail) según se explicarán a continuación, dentro de este mismo fichero.

La configuración es, básicamente, un conjunto de recetas que se ejecutan en el orden en que aparecen escritas. Las recetas pueden ser de dos tipos:

  • De entrega, que son aquellas que provocan la entrega del mensaje y, en consecuencia, que se cese el procesamiento. Son de este tipo, las recetas que dejan el mensaje en un buzón, que lo reenvían a una dirección de correo o que hacen que sea absorbido por un programa.

  • De paso, que no entregan el mensaje, por lo que se continuarán revisando recetas. Son de este tipo aquellas que actúan como filtro haciendo que el mensaje pase a través de un programa y las que introducen un bloque anidado

Por su parte cada receta tiene esta estructura:

:0 [flags]
* Condición 1
* Condición 2
* etc...
Acción

o sea, una línea que abre la receta; ninguna, una o varias líneas que expresan condiciones; y una línea final que indica la acción a realizar con el mensaje en caso de que se cumplan todas las condiciones.

7.3.5.3.4.2.1. Encabecamiento

La forma más fácil de escribir el encabezamiento es simplemente:

:0

que determinará que la receta analice en las condiciones siguientes la cabecera del mensaje (pero no el cuerpo), y que la receta sea de entrega o no, dependiendo del carácter de la acción. Ahora bien, pueden añadirse uno o varios indicadores que permiten alterar este comportamiento predeterminado. Algunos son:

B

permite comprobar en las condiciones el cuerpo. Si se quiere comprobar cabecera y cuerpo, puede añadirse HB.

A/a

Hace que la receta se compruebe sólo si se ejecutó la anterior. La diferencia es que a exige, además, que la acción acabara con éxito.

E

Hace que la receta se compruebe si la anterior no lo hizo.

e

Tiene el efecto contrario a a: se comprueba la receta sólo si la anterior se ejecutó y falló.

f

Considera la receta como un filtro. Para que esto sea así, la acción debe ser un programa que tomará el mensaje y lo alterará de algún modo. La salida será el mensaje resultante que seguirá comprobando el resto de recetas.

c

Crea una copia de carbón del mensaje, de manera que, aunque la receta sea de entrega, una copia del mensaje continuará siendo procesada.

w

Espera a que el filtro o programa acabe y comprueba cuál es su valor de salida, antes de seguir procesando.

Nota

Tras los indicadores pueden añadirse, además, dos puntos («:») para generar un fichero de bloqueo que impida que procmail intente escribir simultáneamente en dos ficheros a la vez. Si los buzones son de tipo mbox es fundamental que esto no suceda; pero en nuestro caso usaremos buzones maildir con lo que cada mensaje acabará en un fichero distinto.

7.3.5.3.4.2.2. Condiciones

Las condiciones se notan empezándolas siempre con un asterisco (*) y, en principio, consisten en expresiones regulares extendidas que comprueban las líneas de la cabecera (o del cuerpo, si se incluye el indicador adecuando en el encabezamiento). Estas expresiones regulares, además, no atienden a mayúsculas o minúsculas.

Antes de la condición, no obstante, puede incluirse un carácter que modifica su sentido:

!

Invierte el sentido de la expresión regular.

?

En vez del resultado de una expresión regular, usa el código de salida de un programa externo. Por ejemplo, la condición de esta receta se cumpliría siempre, ya que true siempre tiene éxito:

:0
* ? true
.TodosAcabanAqui/

El programa obtiene por la entrada estándar la cabecera del mensaje (o el cuerpo o ambos, si se usó B o HB en la línea de encabezamiento), a fin de que pueda servir como filtro.

<

Comprueba si el tamaño del mensaje es menor en bytes que el número que se proporcione.

>

Comprueba si el tamaño del mensaje es mayor en bytes que el número que se proporcione.

7.3.5.3.4.2.3. Acciones

La acción más habitual es entregar el mensaje en un buzón para lo cual sólo se necesita la ruta del buzón. Para que procmail considere que el buzón tiene formato maildir el nombre debe acabar en «/». Además, si se incluyen rutas relativas, se consideran relativas al directorio indicado por la variable MAILDIR.

Ahora bien, puede añadirse un carácter al principio de la línea de acción para alterar la acción habitual:

!

Manda el mensaje a la dirección de correo indicada a continuación.

|

Ejecuta el programa indicado a continuación, que obtiene de su entrada estándar el mensaje de correo. Para ello se usa la shell definida en la variable SHELL. Por lo general, el programa absorbe el mensaje, pero si se incluye en el encabezamiento el indicador «f», entonces la receta es un filtro y lo que supuestamente hará el programa es modificar el mensaje y el resultado pasarlo a la siguiente receta de la configuración.

{

Abre un bloque de recetas, de manera que el mensaje que cumpla con las condiciones comenzará la comprobación de estas recetas. La llave debe encontrarse sola en la línea y cerrar el bloque de recetas con un } aislado.

7.3.5.3.4.3. Testeo

Para comprobar una configuración que hayamos hecho para procmail podemos usar la siguiente orden:

$ procmail VERBOSE=on configuracion.rc < mensaje.txt

donde mensaje.txt es un mensaje de correo que incluye cabecera y cuerpo y configuracion.rc la configuración que queremos comprobar. Ejecutada la orden podríamos comprobar si el mensaje ha acabado en el buzón que esperamos.

7.3.5.3.4.4. Ejemplos

  1. Los correos dirigidos a nuestra cuenta del trabajo, los mandamos al buzón de trabajo3:

    :0
    * ^TOcuenta_trabajo@mi_empresa.org
    .trabajo/
    
  2. Transformar un digest en correos individuales:

    :0
    * List-Id:
    * Subject:.*DIGEST.*
    | formail +1 -ds procmail
    

    Esto haría4 que cada correo individual se entregará, a su vez, a través de procmail, a fin de que éste los deje en el buzón adecuado. Por tanto, debería haber otra receta distinta que hiciera tal cosa. Por ejemplo:

    :0
    * List-Id:.*lista@example.net
    .ListaDeEjemplo/
    

Notas al pie

1

Pero no desde que ha desaparecido el MTA de ella.

2

Véase el epígrafe sobre entrega con postfix.

3

Al final de la página de manual procmailrc(5) se enumeran algunas expresiones que se sustituyen por expresiones regulares antes de realizar la comprobación: ^TO es una de ellas y permite asegurarnos de que tal dirección no sólo esté en el campo To:.

4

formail es un programa que proporciona el propio procmail y que permite manipular mensajes de correo (alterar cabeceras, etc.)