4.5.6. Aspectos adicionales

4.5.6.1. Transferencia de ficheros

El protocolo SSH permite también la transferencia de ficheros entre cliente y servidor. Aunque puede configurarse de modo que sustituya perfectamente a un servidor FTP, por ahora nos limitaremos a usar la configuración predeterminada y ver los clientes que nos permiten esta tarea.

La primera forma de aprovechar las posibilidades de transferencia es usar una herramienta de copia remota (scp proporcionada por openssh o pscp.exe de la suite de putty). El modo de usarlo es muy semejante al de la orden cp del mundo unix:

$ scp /path/local/fichero.txt usuario@servidor:path/en/el/servidor

es decir, un origen (en este caso un fichero del cliente) y un destino que se expresa como al conectarnos con el cliente ssh seguido de dos puntos. Si la ruta en el servidor es relativa se sobreentiende que lo es respecto al directorio peronal del usuario. Si no se expresa ruta alguna, el fichero se copiará en el directorio personal. En el ejemplo, el origen es local y el destino remoto, por lo que la consecuencia es que subimos el fichero al servidor. Para descargar no hay más que escoger un origen remoto y un destino local1:

$ scp usuario@servidor:fichero_remoto.txt .

La segunda forma de transferir ficheros es usar un cliente [s]ftp, similiar al cliente del FTP tradicional. openssh proporciona sftp, y putty su equivalente psftp

$ sftp usuario@servidor
sftp> put fichero_local
sftp> get fichero_remoto

Algunos clientes gráficos de FTP como filezilla, soportan también el protocolo sFTP.

Nota

Tanto scp como sftp hacen uso de la configuración contenida en ~/.ssh/config, por lo que podremos aprovechar las conexiones con nombre que hayamos creado en él.

El tercer método para tranferir ficheros en sistemas unix es montar algún directorio remoto del servidor en el cliente gracias a sshfs:

$ sshfs usuario@servidor: /tmp/ssh

De este modo, podremos traer y llevar ficheros de modo transparente haciendo uso de las herramientas habituales (cp, mv, etc). Para desmontar el fichero (si no somos el administrador) puede hacerse:

$ fusermount -u /tmp/ssh

4.5.6.2. Trampolín de acceso

Un servidor SSH puede usarse como trampolín de acceso a servicios inaccesibles, bien porque se encuentran en máquinas que no son accesibles desde internet, bien porque, aunque lo sean, tengamos restringido su acceso.

  1. El método más simple y universal es establecer un túnel dinámico, tal como se explicó anteriormente.

  2. Para el caso particular de que queramos acceder a un servidor SSH inaccesible a través de otro servidor SSH que sí es accesible podemos usar ProxyCommand:

    $ ssh -o "ProxyCommand ssh usuario1@servidor_accesible nc -q0 %h %p" usuario2@servidor_inaccesible
    

    En este caso, antes de que el cliente ssh intente cualquier comunicación, usamos otro cliente que accede al servidor accesible y ejecuta netcat para enchufarnos al servicio SSH del inaccesible. netcat nos ofrece acceso crudo a tal servicio lo cual es precisamente lo que necesitamos porque tenemos un cliente ssh esperando iniciar una conexión.

    El único pero de este método es que necesitamos que el servidor accesible tenga instalado netcat. Sin embargo, a partir de la versión 5.4 del cliente, ssh tiene la opción -W, que sirve para suplir el papel de netcat:

    $ ssh -o "ProxyCommand ssh -W %h:%p usuario1@servidor_accesible" usuario2@servidor_inaccesible
    

    Nota

    A partir de la versión 7.2 usar un servidor SSH como trampolín para el acceso a otro es aún más fácil, porque se añade la opción ProxyJump:

    $ ssh -o "ProxyJump usuario1@servidor_accesible" usuario2@servidor_inaccesible
    

    que incluso tiene una opción propio -J, que simplifica aún más la sintaxis:

    $ ssh -J usuario1@servidor_accesible usuario2@servidor_inaccesible
    

    Con putty podemos hacer otro tanto, sabiendo que entre los programas de la suite de putty está plink que es la versión en línea de comandos del propio putty. De este modo, podemos configurar el programa así:

    ../../_images/SSHproxy_putty1.png ../../_images/SSHproxy_putty2.png

    El comando es análogo al usado con ProxyCommand en ssh:

    C:\path\a\plink.exe %user@%proxyhost -nc %host %port
    

    Por hacer

    Y, sin embargo.., no funciona.

4.5.6.3. Persistencia de claves

Nota

Este apartado sólo tiene interés cuando se usan clientes linux.

Ya se ha dicho muy a la ligera que el cliente de openssh sólo permite la introducción de claves de manera interactiva, por lo que no hay opción que permita pasarla al programa ni tampoco se lee esta de la entrada estándar. Si optamos por el uso de certificados, podemos evitar la introducción de la contraseña dejando la clave de paso en blanco, pero eso hace que ante un robo de la clave privada, quedemos sin protección. Por otro lado, es posible que durante nuestra sesión en el cliente necesitemos repetidamente acceder al servidor y, en estos casos, será tedioso tener que estar repetidamente introduciendo la contraseña.

Para paliar este inconveniente tenemos dos soluciones distintas, ambas basadas en la autenticación con certificado y en hacer coincidir la contraseña del usuario local en el cliente con la clave de paso que desbloquea la clave privada.

Advertencia

Ambas soluciones exigen que la clave de paso sea la misma que la contraseña del usuario en el cliente, es decir, si en el cliente somos el usuario pepe con contraseña pepesoyyo, la clave de paso que debemos escoger al crear el certificado debe ser pepesoyyo.

4.5.6.3.1. ssh-agent

Este programa permite almacenar claves de paso que luego se usarán cuando sea necesario para desbloquear la clave privada. Su uso manual es el siguiente:

$ ssh-agent
SSH_AUTH_SOCK=/tmp/ssh-wuZYTNFc1wq1/agent.656; export SSH_AUTH_SOCK;
SSH_AGENT_PID=657; export SSH_AGENT_PID;
echo Agent pid 657;

Al arrancarlo devuelve su PID y el socket que usará para comunicarse con el resto de programas de ssh. Para que sea así, deben definirse como variables de ambiente las dos variables que se ven. De hecho, la salida es el código que lleva a cabo tal cosa, por lo que la mejor forma de poner en marcha el programa es así2:

$ eval $(ssh-agent)
Agent pid 660

de modo que directamente:

$ env | grep ^SSH
SSH_AUTH_SOCK=/tmp/ssh-K4lZOZ1jc1iQ/agent.659
SSH_AGENT_PID=660

Como ahora están definidas las variables de ambiente que identifican el ssh-agent encargado de gestionar claves, podemos usar ssh-add para añadir una:

$ ssh-add
Enter passphrase for /home/usuario/.ssh/id_ecdsa:
Identity added: /home/usuario/.ssh/id_ecdsa (/home/usuario/.ssh/id_ecdsa)

Introducida la clave de paso, ya podremos usar en esta terminal las herramientas de SSH (ssh, sftp, scp) sin necesidad de introducir clave alguna. Si cambiamos a otra terminal tendremos que definir y exportar las variables de ambiente anteriores (pero no volver a añadir la clave), para hacer accesible el agente a las aplicaciones.

Aunque lo anterior funciona sin problemas, puede seguir resultando algo engorroso; así que se le puede dar una vuelta de tuerca más e instalar:

# apt-get install libpam-ssh

Este es un módulo que está pensado para tomar la propia contraseña de autenticación del usuario y usarla para arrancar ssh-agent y desbloquear la clave privada almacenada en ~/.ssh/3. No requiere de configuración adicional, porque la instalación se encarga de añadirlo a pam convenientemente. Hecho esto, no tenemos más que asegurarnos de que tenemos creado un certificado:

$ ssh-keygen -t ecdsa

en que la clave de paso coincide con la contraseña del usuario en el cliente (no con la contraseña del usuario remoto).

Nota

Desgraciadamente, el módulo pam_ssh no está disponible en buster, ya que no es compatible con la versión que usa ésta de openssl

Como alternativa al uso de pam_ssh, en los clientes con entorno gráfico puede compprobarse4 que está escrito lo siguiente en /etc/X11/Xsession.options:

$ grep ssh /etc/X11/Xsession.options
use-ssh-agent

Esto provoca que al realizarse el login gráfico el entorno gráfico arranque dentro de una sesión de ssh-agent, por lo que todas las terminales de texto que abramos dentro de él, tendrán definidas las dos variables que lo identifican. Por tanto, basta realizar un ssh-add para que a partir de ese momento no requiramos introducir más claves de paso al acceder al servidor. Para automatizar un poco el proceso, podemos añadir la siguiente línea a .bashrc:

[ -n "$SSH_AGENT_PID" ] && { ssh-add -L > /dev/null || ssh-add; }

que provocará que se nos pida automáticamente la coontraseña al abrir la primera terminal.

Advertencia

El uso del módulo de pam es más adecuado, ya que el arranque del gestor de ventanas dentro del ambiente creado por ssh-agent hace que la definición de las dos variables de ambiente sólo exista dentro del entorno gráfico, por lo que si salimos de él a una terminal de texto pura, éstas no existen y tendremos que definirlas a mano. En cualquier caso, si el módulo de pam no puede usarse y se opta por esta segunda vía, no es necesario que la clave de paso coincida con la contraseña de usuario, ya que la clave se introduce a posteriori de forma independiente.

Nota

Más adelante, se propone cómo usar un script para emular el módulo pam_ssh si no disponemos en el sistema de él.

4.5.6.3.2. gnome-keyring

Por hacer

Por investigar…

4.5.6.4. Acceso no interactivo

Se ha expuesto bajo el epígrafe anterior cómo evitar tener que escribir constantemente la clave de paso, pero eso no da respuesta completa a cómo ejecutar de manera no interactiva un acceso por ssh; no, al menos, antes de que hayamos accedido al sistema y tenido oportunidad de escribir la clave, si es que optamos por usar ssh-agent y no disponemos del módulo pam_ssh.

Para poder hacer esto, es necesario saber que la variable SSH_ASKPASS le indica a ssh (y toda la familia de programas clientes) qué programa usar para obtener la contraseña. Por este motivo, si creamos el programa $XDG_RUNTIME_DIR/askpass.sh5:

#!/bin/sh
cat

Podremos añadir la clave de paso a ssh-agent del siguiente modo:

$ echo "mi clave de paso" | SSH_ASKPASS=$XDG_RUNTIME_DIR/askpass.sh ssh-add

Pasar la clave de paso6 directamente a ssh es algo más complicado y no resultará en una sesión interactiva (lo cual no es un problema, si el propio acceso pretendemos que sea interactivo):

$  echo "mi clave de paso" | SSH_ASKPASS=$XDG_RUNTIME_DIR/askpass.sh setsid ssh castillo ls /

Nota

Hay que hacer dos puntualizaciones a la orden anterior:

  1. Se requiere que esté definida la variable de ambiente DISPLAY, que lo estará si estamos usando una terminal gráfica. Si no es el caso, podemos definirla con un valor cualquiera:

    export DISPLAY=dummy:0
    
  2. Si no hemos accedido anteriormente al servidor, el acceso fallará porque no seremos capaces de aceptar la clave. Para evitarlo es necesario aceptarla autómaticamente añadiendo a ssh la opción -o StrictHostKeyChecking=no

Lo anterior mostrará el contenido del directorio / del servidor.

Aplicación práctica

Todo esto tiene utlidad si se programa algún script, por ejemplo, uno que se ejecute con pam_exec y que nos haga las veces del módulo pam_ssh, por si definitivamente deja de ser efectivo en las versiones modernas de debian. Los principios del script son los siguientes:

  1. Al autenticarse, sólo si no hay sesiones abiertas para el usuario, el script arranca ssh-agent, guarda los valores de SSH_AGENT_PID y SSH_AUTH_SOCK en un fichero de ambiente y desbloquea la clave privada con ssh-add.

  2. Al abrir sesión, se usa pam_env para hacer que las dos variables contenidas en el fichero sean variables de ambiente.

  3. Al cerrar sesión, si no hay otras sesiones abiertas por el usuario, se borra el fichero de ambiente y se mata ssh-agent.

El script es éste, que debe alojarse en /usr/local/bin/. Para automatizar la manipulación de pam se incluye este otro fichero, de manera que debemos hacer lo siguiente:

# mv /path/donde/este/pam_ssh.sh /usr/local/bin
# mv /path/donde/este/pam-ssh /usr/share/pam-configs
# pam-auth-update

Para habilitar la acción del script debemos seleccionar el desbloqueo de claves SSH.

Nota

El script usa ssh-add sin argumentos, así que se detectará la clave privada si esta tiene su ubicación predeterminada. Además, se ejecuta para los servicios login, slim, lightdm, gdm, xdm y kdm. Es posible escoger otros servicios, manipulando pam-ssh y añadiendo a la dos líneas presentes en Auth y Auth-Initial:

optional pam_exec.so expose_authtok quiet /usr/local/bin/pam_ssh.sh

el parámetro start_if, cuyo valor debe ser todos los servicios para los que deseemos ejecutar el script separados por comas:

optional pam_exec.so expose_authtok quiet /usr/local/bin/pam_ssh.sh start_if=login,sshd,slim

4.5.6.5. Redes restringidas

Entendemos como red restringida aquella desde la que el cliente no puede acceder normalmente al servidor SSH, esto es, acceder conectándose al puerto 22. Dependiendo del grado de vigilancia y los puertos ya ocupados en el servidor tenemos varias alternativas:

  1. Que el servicio escuche por otro puerto, para lo cual basta con modificar la configuración del servidor y añadir varias directivas Port:

    Port 22
    Port 443
    

    Alternativamente, puede usarse el cortafuegos para redirigir el tráfico entrante hacia el puerto 443 al puerto 22. Vea cómo configurar el cortafuegos para ello.

  2. Si el puerto 443 está ya ocupado en el servidor, usar un multiplexor como sslh.

  3. Tunelizar la conexión con Websockets, bien usando el puerto 80, bien usando el puerto 443.

  4. Encapsular con SSL.

Las dos primeras alternitivas suponen que el tráfico SSH circule tal cual, por lo que en la parte cliente no exigen otra cosa que cambiar el puerto de destino:

# ssh -p443 usuario@servidor

En cambio, las dos últimas suponen una encapsulación y, a parte de cambios en la parte del servidor, también exigen que los clientes se ejecuten de una determinada forma.

4.5.6.5.1. Websockets

Exige utilizar una aplicación que facilite la tunelización como wstunnel y configurar la parte de servidor con nginx según lo expuesto en el epígrafe correspondiente. En cualquier caso, la configuración del servidor SSH no necesita cambios.

En la parte cliente basta con utilizar como proxy para llevar a cabo la conexión. Así, si se usa la conexión con el puerto 80:

# ssh -o ProxyCommand="wstunnel -L stdio:127.0.0.1:22 ws://%h" usuario@servidor

y para la conexión al puerto 443:

# ssh -o ProxyCommand="wstunnel -L stdio:127.0.0.1:22 wss://%h" usuario@servidor

Nota

Puede ayudarse del fichero de configuración para no tener que escribir constatemente esta línea tan engorrosa. Échele un vistazo al epígrafe siguiente.

4.5.6.5.2. SSH sobre HTTPs

En este caso, la estrategia es encapsular todo lo que vaya dirigido al puerto 443 con TLS, que es en teoría el tráfico que debe circular hacia ese destino78. Lo más apropiado para multiplexar los distintos tráficos en el servidor es instalar y configurar haproxy. La configuración del servidor de SSH no requiere ningún cambio.

Para poder acceder a través del túnel SSL necesitamos en la parte cliente que un proxy se encargue del encapsulamiento. Lo más cómo es usar openssl9:

$ ssh -p443 -o "ProxyCommand openssl s_client -quiet -connect %h:%p" usuario@servidor

lo cual es un poco engorroso, así que es mejor dejarlo ya escrito en el fichero de configuración del cliente:

Hostname *servidor
   Host           mi.servidor.org
   Username       usuario
   Port           443

Hostname ssl-*
   ProxyCommand   openssl s_client -quiet -connect %h:%p

Hostname ws-*
   ProxyCommand wstunnel -L stdio:127.0.0.1:22 ws://%h

Hostname wss-*
   ProxyCommand wstunnel -L stdio:127.0.0.1:22 wss://%h

que hará las conexiones tan sencillas como:

$ ssh servidor
$ ssh ssl-servidor
$ ssh ws-servidor
$ ssh wss-servidor

Nota

Si quiséramos enviar un SNI podríamos añadir a openssl la opción -servername:

ProxyCommand   openssl s_client -quiet -connect %h:%p -servername ssh.%h

Con putty es posible hacer su equivalente, pero como careceremos de openssl, es necesario primero instalarlo. El modo más sencillo es instalar la versión light que ofrece esta página, que no requerirá más que vayamos aceptando los distintos pasos de instalación. Al término, tendremos un ejecutable funcional en el directorio C:OpenSSL-Win32bin\.

Instalado, basta configurar putty de este modo:

../../_images/SSHoverSSL1.png ../../_images/SSHoverSSL2.png

esto es, configurar la sesión para conectarnos al puerto 443 del servidor que en esta ocasión hemos llamado example.net. A continuación debemos escoger Connection>Proxy, escoger un proxy de tipo local y usar openssl para establecer el túnel del mismo modo en que lo usábamos con ProxyCommand:

C:\OpenSSL-Win32\bin\openssl.exe s_client -connect %host:%port -quiet

Notas al pie

1

Observe que:

$ scp usuario@servidor:fichero{1,2}.txt .

y:

$ scp usuario@servidor:"fichero{1,2}.txt" .

pretenden lo mismo: descargar los ficheros fichero1.txt y fichero2.txt en el cliente, pero hay una diferencia importante entre ellos. En el primer caso la expansión de la shell se produce en el cliente, mientras que en la segunda se produce en el servidor. Como consecuencia, en el primer caso habrá dos autenticaciones, mientras que en el segundo sólo una. Así pues, es mejor usar la segunda forma.

2

Si antes queremos deshacernos del ssh-agent ya en ejecucion podemos hacer lo siguiente:

$ export SSH_AUTH_SOCK=/tmp/ssh-wuZYTNFc1wq1/agent.656
$ export SSH_AGENT_PID=657
$ ssh-agent -k

o matarlo directamente, que es más rápido:

$ kill -1 657
3

Consúltese su página de manual para que la clave privada no sea una de las predeterminadas de ssh (~/.ssh/id_rsa, ~/.ssh/id_ecdsa, etc.)

4

Si se usa pam_ssh (o el script sustitutorio después propuesto) conviene, precisamente, cerciorarse de que esto no está activo comentando la opción)

5

No se usa directamente cat porque ssh-add y el resto de programas pasan argumentos que lo malogran. El script desecha los argumentos y sólo atiende a la entrada estándar que es lo que interesa.

6

O la contraseña, no es necesario la autenticación mediante clave pública y privada.

7

En teoría, el tráfico debe ser HTTPs, es decir, HTTP ofuscado e irreconocible gracias a la envoltura segura que ofrece TLS.

8

De lo que se deduce que el epígrafe es inexacto: debería llamarse SSH sobre TLS.

9

Obviamente, este software de proxy para el cliente sólo es necesario si necesitamos establecer el túnel TLS. Si no es el caso (segunda variante en redes sin proxy que fiscalece la comunicación), en el cliente no hay más que asegurarse de que nos conectamos al puerto 443.